Decoración y Regalos Olcina
Decoración y Regalos Olcina
×
 x 

Carro vacío
Miércoles, 31 Enero 2018 10:52

San Valentín y la verdadera historia de Cupido

De todos es sabido que la mitología griega nos muestra y explica nuestras pasiones y sentimientos más arraigados. Así que hoy queremos entreteneros con la leyendo de Cupido, dios del deseo amoroso, que no dios del Amor como solemos pensar:

El origen del nacimiento de Cupido, el dios del deseo amoroso, es incierto. Algunas fuentes afirman que es hijo de Venus y Vulcano, mientras que otras explican que procede de la unión de Venus y Marte, el dios de la guerra.

Sea como fuere, cuenta la leyenda que Cupido nació en Chipre, ciudad natal de su madre, la diosa del amor. Sin embargo, su padre le temía, puesto que una profecía auguraba que ese pequeño niño haría un mal inmenso al universo. Por tanto, Venus tuvo que esconderle en los bosques de Chipre, y dejar que las fieras le criaran y amamantaran como uno más de ellos. Gracias a la diosa Destino, Cupido se mantuvo a salvo, y se formó hermoso como su madre, e irracional como sus salvajes nodrizas. De los recursos que pudo ofrecerle su hogar pudo fabricarse un arco de madera de fresno, y unas flechas de ciprés, ambos árboles sagrados. Viendo el gran talento y habilidad que poseía el muchacho, Venus le hizo un regalo muy especial: un arco con dos tipos de flechas. Las primeras, y más amables, tenían la punta de oro, portando consigo el poder de conceder amor, mientras que las segundas tenían las puntas de plomo, para sembrar ingratitud en los corazones. Además, las flechas poseían otro atributo, pues ni el poder de los dioses, ni del propio Cupido, podían librarse de las heridas que produjeran las flechas, por lo que absolutamente nadie era inmune al poder de las mismas.

Sin embargo, Venus estaba muy preocupada por su hijo, puesto que no maduraba ni crecía. Al consultar al Oráculo, éste le dijo que el amor no podía crecer sin pasión. Tiempo más tarde, con el nacimiento de su segundo hijo, Anteros, el dios del amor correspondido y la pasión, la diosa comprendió sus palabras. Por ello, a Cupido se le representa como un niño con alas, para representar que el amor suele pasar pronto, y con los ojos vendados, para probar que el amor no se rige por los defectos de las personas.

 

¡Feliz San Valentín!

Y llenad de regalos a vuestro Amor ;)

logo san valentin regalos olcina

Deja un comentario

Nota Legal: Regalos Olcinas le informa que todos los datos personales recibidos a través de cualquier formulario de este sitio web serán tratados con la más estricta confidencialidad de acuerdo con la política de privacidad y de seguridad de la empresa, así como con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

×

TOP